Diagrama de temas

  • Información General



    La presencia que tu empresa o negocio ha adoptado en Internet, ya sea a través de una página web, blog corporativo o comercio electrónico debe cumplir una serie de obligaciones legales que van desde la protección de la privacidad de los usuarios hasta la garantía de información del servicio que ofreces.
    Es fundamental que tu presencia en Internet se ajuste a los requisitos legales que impone la legislación aplicable.
    En este curso veremos varios aspectos que te permitirán comprobar si la información “legal” que muestra tu web es la correcta, si el contenido es idóneo y si tienes el consentimiento y conformidad de las personas usuarias, de los autores de las fotografías que utilizas: así como las garantías en relación a los contratos que subyacen en el mantenimiento de tu página web.


    • Introducción

      La presencia que tu empresa o negocio ha adoptado en Internet, ya sea a través de una página web, blog corporativo o comercio electrónico debe cumplir una serie de obligaciones legales que van desde la protección de la privacidad de los usuarios hasta la garantía de información del servicio que ofreces.

      Es fundamental que tu presencia en Internet se ajuste a los requisitos legales que impone la legislación aplicable.

      En este curso veremos varios aspectos que te permitirán comprobar si la información “legal” que muestra tu web es la correcta, si el contenido es idóneo y si tienes el consentimiento y conformidad de las personas usuarias, de los autores de las fotografías que utilizas: así como las garantías en relación a los contratos que subyacen en el mantenimiento de tu página web.

      En concreto, el “aviso legal” es una de las obligaciones a cumplir siempre que se trate de:

      • Una web de empresa o blog corporativo asociado a una empresa.
      • Se obtengan ingresos: directamente a través de comercio electrónico que incluya la transacción o pago on line, o indirectamente: mediante la oferta de bienes o servicios o suministro de información.
      • Aquellas empresas que se dediquen al email marketing o al envío de comunicaciones comerciales encontrarán en esta legislación los requisitos para no convertirse en un spammer.

      No importa que se trate de una gran empresa, una pyme o un trabajador autónomo: todos deben cumplir la legislación.


    • TÉRMINOS Y CONDICIONES DE USO

      A continuación, y a modo de checklist detallamos la información general que debe publicarse en la web, y de forma más específica, qué información habrá que detallar en el caso de que tengamos un comercio electrónico.

    • POLÍTICA DE PRIVACIDAD

      En la política de privacidad se recoge el compromiso de la empresa en relación a la protección de los datos personales de clientes, proveedores y en definitiva, toda persona usuaria que visite la página web, envíe una consulta o se registre a través de la misma.

      Os remitimos a nuestros cursos de “Cómo adaptar la LOPDGDD-RGPD en tu empresa” en el que además de explicar cómo informar a través de la política de provacidad de la web, se explican todos los requisitos para garantizar un cumplimiento íntegro de la ley. Es decir, el cumplimiento de esta ley no se limita a la publicación de esta información en la web, sino que hay más cosas que deberían tenerse en cuenta y que por limitación de temario y tiempo no se cubrirán en este curso.

    • POLÍTICA DE COOKIES

      Una de las formas en las que la publicidad en Internet se lleva a cabo es a través de las cookies. Las cookies sirven para obtener información de los usuarios que navegan por tu sitio web; por lo tanto, pueden revelarnos información interesante: como cuántas personas están navegando por una determinada página y así hacernos una idea sobre sus hábitos de navegación, y de esta manera poder servir publicidad más personalizada.

      Hay que entender que la publicidad digital también aporta un importante valor añadido al ciudadano en su rol de consumidor, dado que ésta le provee de contenidos a un precio reducido o de forma gratuita. En otras palabras, los ingresos derivados de la publicidad online hacen posible el gran valor que los consumidores obtienen de los servicios online que utilizan.

      Al mismo tiempo, la utilización de los dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en los equipos terminales de los usuarios tiene implicaciones importantes en relación con su privacidad.

      Esta circunstancia determina la necesidad de implantar un sistema en el que el usuario sea plenamente consciente de la utilización de aquellos dispositivos y de la finalidad de su utilización, siendo en definitiva conocedores del destino de los datos que estén siendo utilizados.

      La LSSI regula el uso de las cookies: “Los prestadores de servicios podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos.

      Cuando sea técnicamente posible y eficaz, el consentimiento del destinatario para aceptar el tratamiento de los datos podrá facilitarse mediante el uso de los parámetros adecuados del navegador o de otras aplicaciones.

      Lo anterior no impedirá el posible almacenamiento o acceso de índole técnica al solo fin de efectuar la transmisión de una comunicación por una red de comunicaciones electrónicas o, en la medida que resulte estrictamente necesario, para la prestación de un servicio de la sociedad de la información expresamente solicitado por el destinatario”.

      Es decir, este artículo regula el uso de las cookies, pero no aquellas cookies técnicas (inherentes al funcionamiento de la web, por ejemplo, las que recuerdan el idioma de navegación); sino las usadas para proporcionar el tipo de información que se recoge por ejemplo en Google Analytics, Optimezely o Doubleclick.

      También en el RGPD, en su considerando 30, se menciona la tecnología de las cookies: “Las personas físicas pueden ser asociadas a identificadores en línea facilitados por sus dispositivos, aplicaciones, herramientas y protocolos, como direcciones de los protocolos de internet, identificadores de sesión en forma de «cookies» u otros identificadores, como etiquetas de identificación por radiofrecuencia.

      Esto puede dejar huellas que, en particular, al ser combinadas con identificadores únicos y otros datos recibidos por los servidores, pueden ser utilizadas para elaborar perfiles de las personas físicas e identificarlas”. 

      En el caso de las cookies, se considerará que hay tratamiento de datos personales cuando, por ejemplo:

      • El usuario esté identificado por un nombre o dirección de email (un usuario registrado).
      • Se utilicen identificadores únicos que permitan distinguir a los usuarios y se pueda realizar un seguimiento individualizado (ID o IP).




    • CONDICIONES DE CONTRATACIÓN

      Por condiciones de contratación entendemos aquellas cláusulas del contrato entre el titular de la web y las personas que van a comprar los productos o servicios ofertados. Es decir, está información será necesaria cuando en nuestra web se esté llevando a cabo contratación on line o comercio electrónico.

    • CÓMO PROTEGER MI PÁGINA WEB

      Por la seguridad de tu negocio y por dar las mayores garantías y protección a tus clientes y personas usuarias, tu interés principal debe ser la protección de tu página web.

      Existen numerosos riesgos a los que te enfrentas: sustración de bases de datos, alteración de tu web para insertar un phishing (cambiando el aspecto de nuestra web para simular otra empresa) o la manipulación de los contenidos del portal web.

      La protección debe proporcionarse desde diversos ámbitos: jurídico y técnico. A continuación, te mostraremos los aspectos prácticos más relevantes a tener en cuenta:

    • MODELOS DE CONTRATOS

      En este capítulo te ayudaremos a entender e identificar qué claúsulas tienen que contemplarse en los diferentes contratos que tengas relacionados con tu página web: si por ejemplo utilizas los servicios de prestador en la nube (cloud computing), para el alojamiento de tu web, el gestor de contenidos que alimenta tu web o el diseño y mantenimiento de tu página.

      En muchos casos no podrás “negociar” sus cláusulas porque se trata de contratos de adscripción, pero conviene que contemples y entiendas todos los puntos a los que te adhieres o firmas.


    • BIBLIOGRAFÍA

      El presente manual se ha inspirado en la información recogida por la Agencia Española de Protección de Datos en sus múltiples guías y recursos que puedes encontrar en:
      https://www.aepd.es/es/guias-y-herramientas/guias