Consejos para tus compras por Internet

Aparezca el protocolo HTTPS. Debemos fijarnos en la barra de direcciones para saber si el sitio es seguro y fiable. Si aparece el protocolo “https://”, nos indica que tiene instalado un certificado de seguridad y que la información de la web es segura al estar los datos encriptados.

Algunos navegadores también incluyen el icono de un candado en la barra de direcciones junto al protocolo “https://”. Debes fijarte en el color de ese candado ya que nos indicará la validez de su certificado de seguridad. Cuando el candado sea rojo, significará que el certificado está caducado o no es válido. Si es amarillo significa que la autenticidad del certificado no se puede verificar. El blanco indicará que el certificado tiene una validación normal. Y por último, el verde será muestra de una validación ampliada.

Buscar información del sitio. Nos podemos informar a través de los buscadores y de los foros a cerca de la seguridad y funcionamiento de la web.

De esta manera, nos podemos hacer una idea de cómo es la página web. Como ocurre con los comercios tradicionales, es aconsejable comparar precios entre los distintos portales que nos podemos encontrar en la red. De esta forma, adquiriremos el producto al mejor precio posible. No se trata de comprar de forma impulsiva lo primero que veamos.

Utilizar formas de pago seguras
. Entre las formas más habituales están la transferencia bancaria, Paypal o pago con tarjeta de crédito mediante el uso de una pasarela de pago bancaria. Son diferentes formas de pago que son seguras. Mas tarde explicaremos más en profundidad en qué consiste cada una de ellas.

Confirmación de la compra.Al finalizar el proceso de compra nos aparecerá una página que resume la compra realizada, incluso, en la mayoría de las ocasiones, nos mandarán un e-mail con el resumen de la compra que hemos realizado. Es importante guardar esos email por si hubiera algún problema con posterioridad y no estaría de más poder imprimirlos (reserva hoteles, vuelos avión, etc.). De esa manera, si tuviésemos que reclamar ante cualquier problema, lo podemos hacer fácilmente, presentando los justificantes de esas compras.

A la hora de entrar en una página web, nunca hacerlo a través de un enlace de un email o página. Muchas veces, emails falsos tratan de enviar al comprador a páginas fraudulentas a través de clics sobre logotipos, textos que se hacen pasar por una empresa que conocemos y nos proporciona confianza (suplantación de identidad).

Piérdele el miedo al ecommerce (comercio electrónico). Hay que perder el miedo a comprar por Internet, esto pasa, sobre todo, con generaciones que no han convivido con las tecnologías. Si se hacen las cosas bien, no debería haber ningún problema en hacer la compra por Internet de forma segura.

Navega desde una conexión segura. Antes de nada, ¿Desde dónde navegas? ¿Desde casa? ¿Desde una wifi pública? Si vas a introducir datos de pago, lo ideal es que navegues desde una red cerrada o compartida con personas de confianza: las de casa y el trabajo (según dónde trabajes) serán perfectas. Procura evitar las wifis públicas y las conexiones abiertas de los bares.

Comprueba la posibilidad de devolución
. Te parecerá una tontería, pero este criterio sirve de gran ayuda. Cuando veas un producto, mira si hay posibilidad de devolución en caso de que no te satisfaga o te arrepientas al recibirlo. Si el aviso no está junto al producto, es probable que al final de la página haya un apartado llamado Política de devoluciones o similar. Si existe la posibilidad, ahí tienes un signo de confianza. En caso contrario, no es aconsejable comprar.

Fecha de entrega
. Este no es un consejo para comprar de forma segura, pero sí, para asegurarte de que te llegará a tiempo aquello que has comprado. De esta manera, no quedarás mal, por ejemplo, con el destinatario de tu regalo. Ten en cuenta las fechas (en ciertos periodos hay mucha más gente que compra por Internet) y los plazos que marca la empresa. Por lo tanto, es importante que te asegurares de que el paquete llegará a tiempo.